domingo, marzo 3, 2024

¿Cuánto dinero ingresa en los hogares de Israel y en qué se gasta el dinero?

Según los datos de CBS, en 2021 hubo un aumento de 10,2% en gastos y 1,7% en ingresos en comparación con el 2020, marcado por el Coronavirus, y una disminución de 6,3% en gastos y 0,1% en ingresos en comparación con 2019.

Sade Tzachi | Published: 30.03.23, 11:25

Un hogar promedio en Israel ingresó 16 649 shekels (NIS) netos por mes en 2021 y gastó 15 122 en consumo.
Estos datos se desprenden de la Oficina Central de Estadísticas (CBS) de las encuestas de gastos de los hogares para los años 2019-2021 publicados este jueves, y son una nueva información importante, ya que que no se actualizaron durante mucho tiempo.

A partir de 2021, un hogar promedio en Israel gastó 2.241 NIS en alimentos, 583 en verduras y frutas, 4.072 en vivienda, 1.534 en mantenimiento de las casas y apartamentos, 601 en muebles y equipos domésticos, 518 en ropa y calzado, 967 en salud , 1.645 en educación, cultura y entretenimiento, 2.231 en transporte y comunicación y 729 en otros productos.

Según las definiciones del CBS, un hogar se define como «una persona o un grupo de personas que viven juntas en un apartamento de manera regular la mayoría de los días de la semana y tienen un presupuesto común para gastos de alimentos. El hogar también incluye miembros de la familia que son soldados en servicio regular».
El gasto de consumo se define como la suma de todos los pagos realizados por el hogar para la compra de productos o servicios, así como la valoración de los servicios de vivienda y el uso de un vehículo de propiedad del empleador. Por eso, comprar un apartamento se define como una inversión y no como un consumo.

Los pagos a veces también incluyen tasas de interés, transporte o instalaciones y la compra de un producto se considera en función del día de recepción, considerándose gasto del producto el importe íntegro de la compra el día de llegada al apartamento, aunque para ese momento se haya realizado un pago parcial. Por tanto, un anticipo pagado por el hogar a cuenta de un producto o servicio que aún no se recibió o la devolución de una deuda a cuenta de un producto que ya se encuentra en el hogar, no se consideran gastos de consumo sino un incremento del ahorro.

Según los datos, en 2020, el año en que estalló la pandemia del Coronavirus, en un hogar promedio ingresó 16.320 shekels netos y se gastó solo 13.517.
En 2019, antes de los efectos del coronavirus, el ingreso neto promedio fue de 16.559 NIS y el gasto promedio fue de 15.990.

 

Tel Aviv. (Ido Erez)

Los datos también muestran que las mayores disminuciones entre 2019 y 2020 en los gastos se dieron en secciones como «transporte y comunicación» y «ropa y calzado» -una disminución real del 37,6% en cada una de ellas- y en la sección «educación, cultura y entretenimiento» hubo una disminución real del 25%.

Según la CBS, a pesar de la disminución de gastos e ingresos, las medidas de apoyo financiero del gobierno ayudaron a mitigar el impacto del COVID.

Los mayores incrementos se dieron en las secciones de «verduras y frutas» y «mantenimiento de viviendas».
Según la CBS, a pesar de la disminución de gastos e ingresos, las medidas de apoyo financiero del gobierno ayudaron a mitigar el impacto del COVID.
En 2020, luego de la pandemia y los cierres en curso, hubo una disminución real del 8,4% en los ingresos del trabajo y 10,5% en rentas del capital.
Para reducir el daño a los ingresos de los hogares este año se entregaron ayudas gubernamentales a los ciudadanos como una subvención para cada ciudadano, prestaciones por desempleo y compensación de la Hacienda Pública para los autónomos. Como resultado, hubo un aumento real de 39,2% en los ingresos por concepto de mesadas y apoyos con respecto a 2019.

 

Shekel. (Yonatan ZIndel)

 

De los datos también se puede ver, como se dijo muchas veces en el pasado, que quienes «disfrutaron» del período del Coronavirus fueron los más ricos de la población. Según la CBS, en 2019 y 2020 los ingresos del quintil superior (los dos deciles superiores) fueron del 38% y 37,4% de los ingresos totales, mientras que en 2021 hubo un aumento y alcanzó el 38,8% de los ingresos totales. En 2020, la participación del quintil inferior fue de aproximadamente el 7% de los ingresos totales, mientras que en 2021 se situó en el 6,5%.
En ese año, hubo un aumento real en todas las partidas de gasto excepto en la sección «verduras y frutas» con respecto a 2020. En comparación con 2019, los cambios reales en la mayoría de las partidas de gasto fueron moderados, con excepción de la sección «transporte y comunicación».
La CBS también presentó el cambio en el porcentaje de propiedad entre los hogares de ciertos productos, así se puede observar, por ejemplo, que en 2004 solo el 66% de los hogares tenía aire acondicionado, frente a más del 95% en 2021.

 

Shekel. (Pixabay)

 

Además, el 77% de los hogares tienen una suscripción a Internet, y el 97% de los hogares tiene al menos un teléfono móvil.
En términos de suscripciones de televisión por cable o satélite, hubo una disminución comprensible debido a la revolución de Internet de alta velocidad, por lo que que en 2021 solo alrededor del 58 % de los hogares tenía una suscripción de este tipo, en comparación con más del 70 % en 2004.

OTROS ARTICULOS

RELACIONADOS