domingo, marzo 3, 2024

El crecimiento económico de Israel será «moderado», según la OCDE

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) informó que el próspero sector tecnológico continuó impulsando la recuperación de Israel de la pandemia el año pasado, al tiempo que advirtió que se pronostica que el crecimiento económico del país se moderará, citando la incertidumbre global y nacional.

El informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para Israel advirtió, en alusión a la reforma judicial del gobierno de Benjamín Netanyahu, que “la independencia judicial y los controles y equilibrios judiciales son vitales para un sistema sólido contra la corrupción y la integridad pública, la confianza en el gobierno y las instituciones públicas y un entorno empresarial que atraiga inversiones y fomente el desempeño económico”.

“En Israel, los niveles percibidos de corrupción son más altos que el promedio de los países de la OCDE”, planteó en el informe. “La transparencia del gobierno y los bajos niveles de corrupción son clave para impulsar la eficiencia del sector público”, agregó.

“La corrupción puede desviar los recursos públicos del gasto productivo y está asociada con un menor gasto en servicios sociales, incluidas la salud y la educación”, advirtió el informe.

Shekel israelí.

En el archivo, la OCDE aseguró que se proyecta que el PIB crezca a un ritmo sólido, aunque más moderado, desacelerándose de la tasa del 6.4% el año pasado al 3% en 2023 y al 3.4% en 2024. En 2022, el crecimiento promedio entre la OCDE naciones fue del 2.8%.

“La economía se ha recuperado con fuerza de la pandemia de COVID-19 y ha demostrado ser resistente a las repercusiones de la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania. Sin embargo, la inflación elevada desacelerará el crecimiento del consumo privado real”, sostuvo la OCDE. “La desaceleración global está destinada a debilitar la demanda de los socios comerciales”, sumó.

“Los riesgos están sesgados a la baja, relacionados con la alta incertidumbre”, agregó en el informe.

La OCDE señaló que, si bien la autosuficiencia de Israel en gas natural mitiga las presiones mundiales sobre los precios de la energía, se espera que el aumento de la inflación desacelere el crecimiento del consumo privado real, y se espera que el aumento de las tasas de interés pese sobre el crecimiento de la inversión.

La OCDE también advirtió que los riesgos del sector inmobiliario deben seguir siendo vigilados de cerca, ya que los precios de las propiedades han aumentado rápidamente.

“La alta exposición de los bancos al sector inmobiliario requiere una estrecha vigilancia”.

Shekel israelí.

La OCDE proyectó que el mercado laboral se enfriará ligeramente a medida que se modere el crecimiento económico. La tasa de desempleo se situó en el 3.8% en 2022 y se espera que alcance el 4.3% en 2023 y se mantenga en un nivel similar en 2024, según datos de la OCDE.

Al mismo tiempo, la entidad señaló que el sector tecnológico enfrenta escasez de mano de obra ya que las mujeres, los árabes israelíes y los ultraortodoxos están subrepresentados en la industria.

“El crecimiento de los ingresos ha comenzado a desacelerarse a medida que la recuperación se modera y algunos factores transitorios, por ejemplo, relacionados con las altas valoraciones inmobiliarias, disminuyen”

OCDE

Según la OCDE, aunque el balance presupuestario del país ha mejorado, “el crecimiento de los ingresos ha comenzado a desacelerarse a medida que la recuperación se modera y algunos factores transitorios, por ejemplo, relacionados con las altas valoraciones inmobiliarias, disminuyen”.

Además, la organización instó al gobierno a abordar las presiones de sostenibilidad fiscal a largo plazo.

Entre los riesgos citados en el informe también se encuentran “un aumento en la incertidumbre o los incidentes de seguridad [que] podrían afectar la confianza empresarial y la inversión” y “vientos en contra de la pronunciada caída en los mercados bursátiles, especialmente para las acciones tecnológicas, en Israel y EE. UU., donde cotizan muchas empresas israelíes de alta tecnología”.

Mirando hacia el futuro, la OCDE espera que la inflación se desacelere gradualmente hacia el punto medio del rango objetivo del banco central de 1-3%, lo que respalda un repunte de la demanda interna en 2024.

OTROS ARTICULOS

RELACIONADOS