domingo, marzo 3, 2024

Israel es el principal objetivo de los hackers iraníes

El 23% de los ataques iraníes entre octubre de 2022 y marzo de 2023 tuvieron como objetivo Israel, seguido de Estados Unidos con un 13%. Teherán cambia el foco hacia las campañas de influencia en la opinión pública.

Israel ha sido el principal objetivo de los ciberataques iraníes y patrocinados por Irán en los últimos seis meses, según un informe publicado por Microsoft.

Según los datos de la compañía, el 23% de los ataques iraníes entre octubre de 2022 y marzo de 2023 fueron dirigidos contra Israel, seguidos del 13% hacia Estados Unidos, el 8% contra Emiratos Árabes Unidos y el 5% dirigido contra Arabia Saudita.

Según el informe, Irán ha intensificado sus campañas para influir en la opinión pública de diferentes países a partir de junio de 2022. El año pasado se detectaron un total de 24 campañas de este tipo, 17 de las cuales tuvieron lugar entre junio y diciembre, lo que supone un salto significativo respecto a las siete registradas en 2021.

Cotton Sandstorm, un grupo etiquetado por Microsoft como un actor del gobierno iraní, es responsable de la mayoría de estas operaciones. Estados Unidos ha sancionado previamente al grupo debido a sus esfuerzos por interferir en las elecciones presidenciales de 2020.

Israel, principal objetivo de los piratas informáticos iraníes. (Foto: Shutterstock)

Según el informe, junto con el aumento de las campañas de influencia, se ha producido un descenso de los ataques de ransomware y wiper, que consisten en borrar/sobrescribir/eliminar los datos de una víctima y eran muy comunes en los dos años anteriores.

Microsoft informó que las campañas iraníes pretendían reforzar lo que denomina la «resistencia palestina», incitar a disturbios en Bahréin e impedir la normalización de las relaciones entre Israel y los Estados árabes, haciendo hincapié en sembrar el pánico y el terror entre los ciudadanos israelíes.

El informe también relaciona a Irán con el reciente ciberataque que provocó la paralización de los sistemas de riego en zonas agrícolas del norte de Israel.

Microsoft informó que las campañas iraníes pretendían reforzar lo que denomina la «resistencia palestina», incitar a disturbios en Bahréin e impedir la normalización de las relaciones entre Israel y los Estados árabes

Según la estimación de Microsoft, se espera que la tendencia continúe, centrándose en la venganza por los ciberataques extranjeros y la incitación percibida de protestas dentro de Irán por parte del Estado judío y sus aliados.

Israel y Estados Unidos afrontan el mayor riesgo en un futuro próximo debido al acercamiento de Teherán a Arabia Saudita y a las desavenencias diplomáticas entre Washington y otros países del Golfo Pérsico.

OTROS ARTICULOS

RELACIONADOS