domingo, marzo 3, 2024

Ben-Gvir enfrenta a Netanyahu por lo que considera una débil respuesta al bombardeo desde Gaza

Tras los ataques israelíes en Gaza para contestar el lanzamiento de cohetes desde la Franja, estalló la crisis en la alianza de gobierno. El Likud dice que el ministro de extrema derecha «no tiene por qué seguir en el gobierno», en tanto que Ben-Gvir y su partido Otzma Yehudit dicen que el primer ministro «puede despedirlos».

El ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben-Gvir, y su partido de derecha Otzma Yehudit anunciaron que boicotearán las votaciones de la Knesset en protesta por lo que consideran una respuesta laxa de Israel al lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza, lo que provocó la ira del partido Likud, del primer ministro Benjamin Netanyahu.

En respuesta al boicot, el partido gobernante emitió un comunicado en el que afirmaba que el primer ministro y el ministro de Defensa, así como las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), dictan la política de seguridad de Israel y añadía que Ben-Gvir «no tiene por qué permanecer en el gobierno» si considera inaceptable el actual estado de situación.

Ben-Gvir, que se encontraba de visita en la ciudad meridional de Sderot, que fue duramente atacada en el ataque transfronterizo del martes, en el que se dispararon 104 cohetes contra el sur de Israel, replicó con otra declaración para fustigar a Netanyahu.

Itamar Ben-Gvir, el ministro ultraderechista del gobierno israelí.

«Hace unos seis meses, el pueblo de Israel fue a las urnas y votó a un gobierno de derecha, un gobierno del que esperaban respuestas, que sometiera a Hamás, que respondiera a cada cohete y a cada ataque», expresó el ministro.

«Quiero al primer ministro, lo respeto mucho, pero hay que decir esto: quiero cada vez más a la gente de Sderot, Be’er Sheva, el Negev, Galilea y todo el pueblo de Israel», agregó.

«Lo diré claramente, si no quieren a Otzma Yehudit en el gobierno, son bienvenidos a despedirnos, son bienvenidos a mandarnos a paseo», planteó.

El compañero de fórmula de Ben-Gvir en las últimas elecciones, el ministro de Economía Bezalel Smotrich, instó a los bandos a resolver sus diferencias y no romper el gobierno porque «el mayor premio que podemos dar al terrorismo es derrocar a un buen gobierno, aunque no sea perfecto, pero es un bueno».

Ben-Gvir, Netanyahu y Smotrich deberán resolver sus diferencias. (Fotos: Yonatan Zindel/Yoav Dudkevitz)

En las últimas semanas, el ministro Ben-Gvir ha expresado en múltiples ocasiones su frustración por no ser invitado a las reuniones de seguridad.

El martes, el ministro se mostró aún más molesto por no haber sido incluido en una reunión informativa sobre seguridad organizada por Netanyahu y el ministro de Defensa Yoav Gallant.

Al enterarse de la reunión, se puso en contacto urgentemente con la Oficina del Primer Ministro y exigió asistir a la reunión, pero su petición fue denegada.

Ben-Gvir afirmó que se le aseguró una respuesta contundente al reciente lanzamiento de cohetes desde Gaza. Sin embargo, el gobierno ha recibido críticas de la derecha por lo que consideran una débil respuesta ante el lanzamiento de cohetes desde la Franja.

OTROS ARTICULOS

RELACIONADOS